Tejidos en Red

El tejido de red se realiza a través de un hilo ̈libre ̈ e individual, continuo y limitado. El hilo se desplaza a lo ancho del tejido enlazándose en cada una de las mallas de la fila anterior, dando lugar a nuevas mallas donde se enlazará la pasada siguiente. Este enlace se realiza con el extremo ̈libre ̈ del hilo, razón por la cual éste posee una longitud finita, ya que todo el largo del mismo debe introducirse en las sucesivas mallas de la fila. Bajo esta técnica existen innumerables variantes que dependen del tipo de cruce realizado: enlaces simples, anillados o interconectados, enlaces de nudos suspendidos o fijos; y del lugar en dónde se realice el cruce o enlace. Cabe destacar que si bien el hilo es limitado, el mismo es prolongado a lo largo de la elaboración del tejido. Los elementos empleados para el desarrollo de éstos son, espinas, agujas, lancetas, bastidores y varillas. Los tejidos de red, crecen de arriba hacia abajo y según el tipo de enlace, pueden ser de muy elásticos a rígidos, abiertos a muy cerrados y compactos.


Corresponden a esta categoría varias técnicas de encajes y las ̈redes indígenas ̈, en chaguar o caraguatá, desarrolladas por diferentes comunidades de pueblos originarios de la Argentina.


En cuanto a los encajes, las redes o mallas, se utilizan como fondo o base para aplicar distintos puntos de bordado y elaborar el dibujo o diseño de la pieza. ̈La Randa ̈ típica de Tucumán y el Filete son ejemplos de esta técnica.


Además, se incluyen el Ñandutí, que deriva de los procedimientos antes mencionados pero utiliza una tela de soporte que luego es retirada, y el Frivolité, que se obtiene mediante una naveta y el trabajo de nudos que se realizan sobre el mismo hilo.


A los fines prácticos del registro de artesanos/as, se han agrupado bajo esta categoría todas las técnicas de encaje, incluso el  ̈Encaje a Bolillos ̈, técnica que si bien corresponde a la categoría de Tejidos Trenzados, comparte, a grandes rasgos, ̈ una apariencia similar ̈ a los encajes antes mencionados.


Las redes indígenas son empleadas para el desarrollo de diversos objetos, tales como bolsas, morrales entre otros.

En cuanto a los encajes, son utilizados tanto para la ornamentación de indumentos como para la decoración de hogares.